2016. Una pequeña Reflexión (+ video)

Querido 2016, Sabes que no me gustan las despedidas, pero ha llegado el momento.

Si te soy sincera, tal vez deba empezar diciendo que no has sido el mejor año, aunque ambos sabemos que tampoco el peor.

Así que voy a guardar todos aquellos momentos que me has regalado.

Aquellos momentos menos felices, los guardo porque me hacen aprender y crecer, los más dificiles porque me enseñan a valorar las cosas más sencillas, a las que tantas veces restamos importancia.

También guardo los grandes momentos, recuerdos únicos que quedarán grabados en mi memoria, las sorpresas inesperadas y por encima de todo el tiempo junto a los mios.

La idea era hacer un video con algunas fotos de los últimos doce meses, fue entonces cuando me dí cuenta que este año, a pesar de no ser “el mejor”, me ha regalado lo que búscaba, pequeños momentos, instantes de felicidad que suman, que hacen que todo merezca la pena.2016_mrandmslemon

(Algunas) Cosas que no voy a olvidar

Nuestras citas para dos. Hacer pizza casera en el horno de asar. Danzar bajo la lluvia en una carretera perdida. Como organizamos una fiesta para más de cien personas y sobrevivimos para contarlo. La cocina japonesa que prepara papá (superándose cada día). Mi alegría por llegar hasta el estanque de la Granja de San Ildefonso, después de tres semanas de reposo, y la sorpresa al llegar. Mirar a mi alrededor y sentirme bendecida por todo lo que tengo. Preparar leche frita con mi abuela. La calçotada anual.

Celebrar Sant Jordi junto al mar. La semana que pasamos de vacaciones con nuestros sobrinos (días agotadores, pero felices). Los helados. Las horas interminables que he pasado en el agua. La CONVERSACIÓN con mamá. Vivir otro agosto en la ciudad. Aprender a hacer paddle surf. Los atardeceres junto al mar. Comer 4 clases de arroz, cuatro días seguidos (por diferentes “eventos”). La exposición de Renoir o la de Vivian Maier. Ver a Lluis Homar comerse el escenario en Terra Baixa.

Mirarme al espejo y sonreír. Reencontrarme con tantas caras conocidas en Blogs&Cava y conocer en persona, por fin, a Bea, Pasear por Gracia mientras sus vecinos engalanan sus calles. Hacer conservas caseras. Hacer panellets con mi sobrina y que le salgan perfectos. Ver como avanza en sus clases de ballet. Estar junto a Alicia en su gran día! Ver la dedicación de Ed con sus estudios. Dedicarme 15 minutos cada noche. Ir a ver la última película de Star Wars con nuestro sobrino y ver como devoran palomitas. Volver a ilusionarme con la llegada de la Navidad. Complicarme la vida haciendo galletas y chocolate en cantidad para repartirlos entre la familia. La cena de Nochebuena. La comida de Navidad,…

2016 no ha sido un año perfecto, pero ha sido un buen año, un año feliz, a pesar de todo.

Gracias 2016.

P.D. 2017, intentaré reducir mis listas, no volverme loca con objetivos imposibles y seguir encontrando todo aquello que hace que las pequeñas cosas sean únicas. Tengo algunos retos que quiero contarte, en un par de días te cuento 🙂

P.D. Gracias a ti que me lees desde el otro lado. Espero que tu 2017 esté repleto de sonrisas y de ilusiones por cumplir, de proyectos y retos que te inspiren. Este ha sido el año en el que menos he pasado por aquí y quiero que eso cambie, espero verte por aquí.

Deja un comentario