Aceitunas marinadas, nuestra despensa

En el aperitivo perfecto no pueden faltar aceitunas marinadas!

Como os comenté en septiembre con las recetas de salsa de tomate casera y cebolla confitada quería compartir con vosotros alguna de las conservas más sencillas. Se trata de aceitunas marinadas.

Está claro que todos podemos acercarnos al mercado y comprar aceitunas de diferentes clases. Pero, ¿porque no prepararlas nosotros? Con nuestros sabores favoritos, o creando nuevas combinaciones.

Aceitunas Marinadas

Esta vez utilizamos 220gr. de Aceitunas de Empeltre Blai y 220gr. e Aceitunas manzanilla LaMasrojana. Añadir también que la cantidad de aceite de oliva debe ser suficiente para cubrir las aceitunas que vayáis a utilizar.

Aceitunas Marinadas

En un cazo. Ponemos el aceite de oliva y, aún en frío añadimos la piel de la naranja. Junto con los ajos, el romero y el hinojo.
A fuego lento, lo calentamos sin que llegue a hervir, sólo para infusionar el aceite y las especias.

Aceitunas Marinadas

Retiramos del fuego y dejamos enfriar el aceite 10-15  minutos.

Con el aceite todavía caliente (o tibio) lo mezclamos con las aceitunas en el recipiente que hayamos escogido. Para que os hagáis una idea, nosotros utilizamos un tarro Weck de 1.5l. pero únicamente lo llenamos hasta la mitad.

Aceitunas Marinadas

No olvidéis que el aceite debe cubrir las aceitunas por completo.

Y nuestras aceitunas marinadas ya casi están listas, sólo nos falta esperar un mínimo de cuatro horas para que el aceite se enfríe y las aceitunas empiecen a macerar.

Aceitunas MarinadasLo ideal es encontrar el equilibrio de sabor que más nos guste, así que nosotros vamos probando cantidades, diferentes especias, etc.

Os animo a probarlo e intentar utilizar diferentes combinaciones hasta dar con vuestro sabor. De hecho cada temporada en casa probamos diferentes ideas y nunca faltan en nuestros aperitivos.

*Aún tengo pendiente un post con el paso a paso de como elaborar conservas al baño maría, no me olvido!

7 comments / Add your comment below

    1. Pues ya ves que no se tarda nada en preparlas, de hecho es un momento y además toda la cocina huele genial después. Es cierto eso que dices, no sé porque pero aceitunas y demás son, como dices, un must para vosotras. Un besazo!

  1. Idem, yo también soy una incondicional de las aceitunas! En setiembre elaboré tu receta de aceite de albahaca; ya en aquel momento me pareció interesante que infusionaras las especies en el aceite y veo que esta vez lo vuelves a hacer. Bueno, si lo hago al elaborar algunas formulas de cosmética, por supuesto también vale en cocina!
    Por cierto, el aceite de albahaca, impresionante!

    También es de agradecer que especifiques la variedad de las aceitunas. De negras solo encuentro de Aragón, y me ha gustado conocer las de empeltre, gracias! Ahora solo me falta encontrarlas; te importaría decirnos en qué establecimiento las compras?

    Y por último, hace días que quiero preguntarte por estos botes tan chulos, que hoy he descubierto que se llaman weck gracias a ti. Sabes de algún lugar donde comprarlos online?

    Un abrazo y gracias!!
    Neus

    1. Neus, que ilusión leerte de nuevo! El de albahaca es uno de mis favoritos. La verdad es que lo de infusionar da mucho juego, y tu cuentas con ventaja por tus formulas, así que ya sabes, sólo tienes que animarte a probar.
      Las aceitunas de empeltre las compro en Esclat – Bonpreu, pero si no tienes ninguno cerca avisame e indagaría para decirte puedes encontrarlas.
      Los Weck son mi capricho, los utilizo para todo. Te envío un mail y te cuento.
      Un abrazo!

Deja un comentario