IT’S BURGER TIME

Hace un par de semanas nos escapamos al apartamento de la playa a desconectar, queríamos pasear, descansar, disfrutar de un par de días tranquilos sin más. Entre tanta tranquilidad organizamos nuestro propio Burger Time.

It's burger time by mrandmslemonSe trataba de algo sencillo. Encender la barbacoa, unas hamburguesas,… Todo muy sencillo, tampoco necesitábamos más.

It's burger time by mrandmslemon

Así que tras una compra rápida, encendimos el fuego y preparamos nuestro sencillo burger time.

Una mesa sin demasiadas complicaciones, tomate, espinacas, cebolla caramelizada, para que cada uno acompañase su hamburguesa al gusto. Patatas fritas y el toque healthy lo daba la berenjena con miel.

It's burger time by mrandmslemon

Diría que  lo más complicado fueron las patatas fritas, y es que MrLemon tenía pendiente preparar las patatas fritas triple cocción de Heston Blumenthal. Sinceramente, las patatas fritas son algo que, en casa, preparamos muy de vez en cuando por eso cuando tuvo la oportunidad de prepararlas no lo dudó.It's burger time by mrandmslemon

Parece una locura, pero son una auténtica delicia y merece la pena el tiempo que tardan en prepararse, pero con un cocinero dispuesto eso no es problema.

Y así pasamos nuestro fin de semana (aunque las siguientes comidas fueron más ligeras), la sobremesa, los paseos junto al mar y las vistas del atardecer desde un paseo casi desierto o sencillamente el disfrutar de un rato de lectura en el jardín fue la mejor medicina para volver a la ciudad con energía.

It's burger time by mrandmslemon

Y hasta aquí nuestra crónica de un fin de semana sencillo para desconectar y recuperar energía. Eso si, por si surge la ocasión ya he empezado un nuevo tablón en Pinterest en el que recopilar ideas.

Y vosotros, como desconectáis?

6 comments / Add your comment below

    1. Cuando vio la receta dijo que tenía que probarlas y, aunque confieso que al principio pensé que era demasiado lio por unas patatas fritas, reconozco que merece la pena, son fantásticas!
      Seguro que te salen, y si no nos vemos por tierras castellanas y que nos las prepare.
      Un besazo!

  1. Ruth, a mí también me gustan esos planes. No hace falta complicarse mucho para pasar un buen rato y desconectar y descansar. Qué suerte que podéis disfrutar de la casa de la playa todo el año. ¿Y esas patatas? No las conocía, pero tienen una pinta ¡brutal!. Así que yo también le voy a pasar la receta al chef que vive conmigo. Jejeje.

    1. Nerea, que ilusión leerte! Es una suerte, el tiempo aquí nos permite disfrutar del jardín casi todo el año y realmente es un regalo. Como le dije a Cristina, probadlas! Aunque es más laborioso que la “versión clásica” merece la pena, así que haz como yo…. pasa la receta al chef 😉
      Un besazo!

Deja un comentario