CALENDARIO DE ADVIENTO: PRIMER INTENTO

Antes que nada, disculparme por esta ausencia involuntaria, la gripe de principios de noviembre fue la primera pero no la única, y salvo un rato el domingo por la mañana me ha tocado estar off.
 
Desde que vivimos juntos, en Navidad, apenas hemos pasado tiempo en casa, por lo que el momento de engalanar nuestro piso para estas fechas no llegaba nunca. Así que me dije que de este año no pasaba. Pues el blog, además de otras muchas cosas, también es mi pretexto para hacer todo aquello que siempre he querido hacer, pero que al final iba quedando en el tintero.

 Esta vez quería preparar el calendario de adviento. Parece una misión sencilla, verdad?
Pues una que yo me sé tiene bastante de perfeccionista y lo que empezó como algo divertido se convirtió en un pequeño desastre y una firme propuesta de, el próximo año, planificar mejor lo que quiero hacer y empezar con más tiempo.
 
Os cuento, se trataba de crear un calendario de adviento con materiales sencillos:
La idea era colocar el baker’s twine, sujeto por washi tape, a diferentes alturas. de cada una de ellas prender los sobres con algunos caramelos en su interior e ir dando forma a modo de abeto navideño. Hasta aquí parecía sencillo, y lo fue…. Pero a cada sobre que iba colocando, veía que tal vez la idea de sujetar con tan poquito washi tape no había sido buena, así que reforcé el interior de cada lineal con más washi tape. Al ver el resultado….. Aquello parecía cualquier cosa más que un abeto navideño, así que hice y deshice varias veces, no podía ser tan difícil!
 
Tal vez dando un poco de forma al sobre de la parte superior o colocando un poco más aquí o más allá… pero nada, que no salía….. Cuando MrLemon llegó a casa se apunto a dar soluciones e ideas, pero…. no hubo manera. 
 
Así que… os presento nuestro calendario de adviento con forma de abeto curioso(por llamarlo de alguna manera).
No es, ni mucho menos el más bonito, ni el más parecido a un abeto, pero es nuestro primer calendario de adviento en casa y, tras el pequeño chasco de ver que no se parecía en nada a lo que pretendía conseguir, no sabéis la de carcajadas que nos proporcionó. Así que desde el momento en que dejé de preocuparme por el resultado y empezamos a reírnos, para mi se convirtió en el más bonito. (Sólo hasta que he visto los de mis compañeras de Hello!Blogging ;P Que artistas!!).
Además, gracias a mi intento frustrado de Calendario de Adviento, también conocí El Cau del Dolç desde ahora anotadísimo en mi agenda a la hora de comprar caramelos de cualquier tipo, no sólo por su variedad, si no porque conocen perfectamente el tema de la celiaquía y la contaminación cruzada. 
Así que los celiacos podemos comprar sin problema, o hacer encargos para cumpleaños sin riesgo alguno. Además son encantadores, en mi caso fue Ferran, quien me explico como tienen controlado el tema “gluten”. 
Son muy conscientes de los riesgos que implica la contaminación cruzada por gluten, para los que no sepáis de que hablo, por el mero hecho de utilizar unas pinzas para un producto con gluten y utilizarlas después en uno sin, este último estaría automáticamente contaminado. Por ello, les dices lo que quieres y ellos te lo preparan en el interior, así los riesgos desaparecen y todos podemos disfrutar de gominolas, nubes,…
Les encontraréis en el barrio de Gracia, en el número 14 de la calle Asturias y en el número 14 de la Rambla del Prat (delante del cine Bosque).
Y vosotros, ya habéis hecho vuestro calendario de adviento? En serio, aunque el mío no cumpliese mis expectativas es muy fácil y podéis encontrar mil ideas en internet.  

4 comments / Add your comment below

  1. jejejejej, no te ha quedado nada mal, pero empatizo con ese sentimiento de frustración-estupefacción que se le queda a uno cuando algo que parecía tan simple y fácil, se convierte en un reto arquitectónico 😉

    Yo este año el calendario de adviento de Ikea 😉 No ha dado tiempo a mas

    1. Jajajaja… Gracias! Pero creo que tu, con un poco de tiempo lo tienes más fácil! Uno de esos cupcakes para cada día ;P Tal vez no sea lo mejor para mantener la linea, pero seria el calendario más dulce 🙂
      El año que viene seré más previsora, que esta sensación de frustración se lleva fatal!

  2. qué preciosidad! yo y mi chico tambien hicimos uno para mis sobrinos, queríamos (yo sobretodo) hacerlo un poco “fashion”. lo hicimos con rollos de papel de wc, etc, y compre materiales varios, pero luego no quedó nada nada fashion, mas bien infantil, jajaja asi que ni fotos ni nada, pero a ellos les hizo ilusión! 🙂

    1. Jajajaja creo que el próximo año empezaremos a prepararlos en noviembre para asegurarnos de conseguir el resultado deseado:)
      De todos modos lo más importante es verles ilusionados, mi cuñada hizo uno increíble para sus hijos y le quedo genial! Así que el año próximo, creo que le pediré consejo. 😛

Deja un comentario