DIY: SUAVIZANTE CASERO

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Una de las secciones que más me apetecía compartir con vosotros es todo la que implica todo lo referente al cuidado del hogar, bien productos de limpieza más naturales de los que encontramos en nuestra tienda habitual, bien tips de organización. Hoy os explico como preparamos el suavizante casero que utilizamos en casa.

He pensado que sería interesante empezar con algo sencillo y agradable, como hacer nuestro propio suavizante casero para la colada. En casa no nos gustan las fragancias demasiado fuertes, por lo que encontrar un suavizante que nos guste no es tarea sencilla. Por ello, tras buscar en libros y navegar por la red viendo diferentes alternativas encontramos la solución siguiendo unos sencillos pasos.

 
Necesitamos los siguientes ingredientes:
*Respecto a la esencia, considero que es algo muy personal, así que os animo a que escojáis una cuya fragancia se adapte mejor a los gustos de casa. Nosotros optamos por la esencia de lavanda.
 
Las cantidades que os indico no son para elaborar suavizante casero en abundancia (obtendremos aproximadamente, dos litros). Si lo probáis y os gusta, únicamente tenéis que aumentar en proporción los ingredientes.

Empezamos….
En un recipiente grande, mezclamos el bicarbonato (125gr.), y 125 ml del total del agua.
Poco a poco, añadimos 750ml. de vinagre y removemos. Es precisamente en este momento cuando vemos la importancia de utilizar un recipiente amplio, ya que al añadir vinagre al bicarbonato la mezcla resulta efervescente.
Entonces agregamos 750ml. de agua y removemos un poco más. 
Y por ultimo echamos unas gotitas (entre diez y quince) de la esencia que hemos escogido. 
 
Yo utilizo botellas de cristal, pero si tenéis niños por casa, o sencillamente por comodidad, podéis utilizar envases de plástico.
 
En próximas entradas os hablaré de las propiedades del vinagre, el bicarbonato y otros productos naturales a los que podemos sacar partido de sus beneficios en nuestro hogar.

Un apunte importante, el vinagre debe ser vinagre blanco destilado, el mismo que se usa para tareas de limpieza y no es apto para consumo. No debemos mezclarlo con lejía. Y por último, os recomiendo no utilizarlo en prendas de materiales delicados, como la seda.

¿A que es fácil? En próximas entradas os hablaré de las propiedades del vinagre, el bicarbonato y otros productos naturales y de como sacar partido de sus beneficios en nuestro hogar.

16 comments / Add your comment below

    1. Muchísimas gracias! Jajajaja… el tiempo, es un preciado tesoro 😉
      Pues, aunque ni yo misma me lo creo no hay ningún filtro, únicamente la magia de la luz natural y el ir practicando con la cámara y las pautas que nos dio Begoña. Es más la diferencia entre unas y otras se debe a que las hacía, las miraba, escribía el post y como no me convencía volvía a empezar en cuanto tenía un momento, definitivamente, se acabo hacer las fotos con luz artificial, cambio de horarios desde ya y a seguir practicando con la cámara. Creo que es la primera vez que estoy contenta con las fotos!
      Besos!

  1. Me encanta la foto inicial, te ha quedado preciosa! y hay que ver qué conocimiento de cosillas naturales… yo suavizante no uso, pero estaré atenta a tus próximos post para ir aprendiendo!
    Un besote

  2. Me encanta la foto y me encanta el post.
    Por razones de salud de un familiar cercano andamos muy metidos en esto de buscar productos 0% perfumes y químicos, así que vamos a probar a ver que tal se nos da eso de fabricar suavizan.
    Una duda que tengo, es si el bicarbonato no será demasiado agresivo con la ropa.

    1. Gracias!! El bicarbonato no es muy agresivo con la ropa, además la cantidad utilizada es pequeña. De todos modos, yo antes utilizaba únicamente vinagre como suavizante. No se nota nada el olor en la ropa, y además es desinfectante.
      El tema de los químicos sigue siendo complicado y no me atrevo a dar consejos sobre un tema tan serio, pero infórmate sobre el uso del vinagre, creo que os puede servir.

  3. holaaa:)
    me encanta la foto principal!! las tipografías y la etiqueta abajo de homemade GENIAL! estoy esperando con ganas máximas el post de los jabones ! ! jijij ¿harás alguno no?
    mua* *
    PD:(esto está lleno de compis eeh! que guay!!!!^^)

    1. Gracias!! Sí, sí!! Lo haré, sobretodo se trata de hacer cosas sencillas que todos podamos hacer sin complicarnos en exceso, así es más fácil animarse a probar, verdad?
      Un beso!
      PD: Sí, es genial!! Entre facebook y nuestros blogs no perderemos el contacto 🙂

    1. Me has dejado sin palabras, sólo soy una novata con mucho que aprender, pero entre el curso y todas vosotras, estoy aprendiendo un montón! Y que me digas eso con el estilazo que tienes!! (aquí debería poder poner un emoticono sonrojado ;))
      Mil Gracias!!!! Entre la lavanda y tus copas…. 🙂 (ya he apuntado el nombre de María Molinero! Que descubrimiento!)

  4. Pues yo intentaré poner en práctica tu receta! Ya llevo unos cuantos años usando vinagre como suavizante en cada lavadora, pero me gustaría añadir alguna esencia que deje un poquito de aroma en la ropa. Tengo una duda: dónde podemos comprar el vinagre blanco destilado? Me ha gustado mucho la foto de portada! Un abrazo y hasta pronto!

    1. Yo lo compro en Esclat/Bon Preu, allí está etiquetado como “vinagre concentrado, limpiador multiusos”, y la empresa que lo fábrica es vinagres Luna. Supongo que debe ser el mismo tipo de vinagre que debes utilizar tu como suavizante, es lo que hacía yo antes, pero, como tu dices, para darle un aroma suave, creo que te gustará el resultado. Quise especificar para evitar que nadie se confundiese y utilizase vinagre de vino, etc.
      Muchas gracias!! Un abrazo!
      y perdona por tardar tanto en responder, he estado unos días off

Deja un comentario