La primera escudella amb carn d’olla de Ed

Hace algunas semanas Ed se animó a preparar su primera escudella amb carn d’olla. Así que antes de que llegue la primavera y viendo que hay sitios en los que aún hace frío; me he animado a compartirla contigo.

Escudella amb carn d'olla sin gluten by mrandmslemonLa escudella amb carn d’olla es una de esas recetas que siempre han preparado nuestras madres. No entendería una Navidad sin tomarla. Alguna vez han preguntado si queríamos algo diferente, pero no es Navidad sin escudella en la mesa.

Así que aún con el listón muy alto, Ed se animó y este fue el resultado.
Escudella amb carn d'olla sin gluten by mrandmslemon Ingredientes

La noche anterior Ed puso los garbanzos en remojo. La mañana siguiente, salimos a pasear, y al volver a casa se puso su delantal y se encerró en la cocina. Lo primero, hervir los garbanzos (con muy poca sal) durante una hora. Una vez hervidos, los reservó.

En una olla puso el pollo, los huesos y la ternera junto con todas las verduras (excepto la col y la patata). No echó la sal hasta que el caldo empezó a hervir y durante unos 30′ fue desespumando con paciencia.

Entonces dejó el caldo hervir durante la siguiente hora y media, mientras preparaba la pelota.
Pilota. Escudella amb carn d'olla sin gluten by mrandmslemon.com

Mezcló la carne picada con sal y pimienta, también con el huevo. Les dió forma de pilota (pelota) con la ayuda de un poco de harina, que también usó para rebozarlo.

Pasada la hora y media volvió al caldo.

Lo coló, quitó los huesos, el pollo y la ternera, así como los restos de las verduras. Dejó en una olla únicamente el caldo. Que acompañó con la butifarra, la butifarra negra, la col, la patata y los garbanzos del principio. También la pelota.

Lo dejó hervir durante media hora.

Entonces repartió como es tradición en una fuente los garbanzos y la patata (aunque nosotros evitamos la col, también suele ponerse). En otra, la carne.

Y por fin el paso final, con el olor a escudella por toda la casa, tenía curiosidad por probar el resultado. Sólo faltaba hervir los galets (tiburones) en el caldo junto a la pelota.

La mesa.Escudella amb carn d'olla sin gluten by mrandmslemon.com

Entretanto yo me dediqué a poner la mesa, algo sencillo, ya que la comida era la protagonista. Un mantel de lino blanco, un par de copas de vino, la vajilla blanca y un sencillo centro con algunas ramitas de eucalipto.

La sopa quedó buenísima, también probamos los garbanzos. Una escudella para dos es demasiado, así que llenamos algunos tuppers para la semana y preparé canelones para una buena temporada.

Además de tomar escudella, preparamos tuppers para una temporada.

Después de tres horas en la cocina el cocinero quedó satisfecho con el resultado, y yo feliz de verle disfrutar cocinando como hacía tiempo, y más aún tratándose de un clásico que aunque lleva su tiempo merece mucho la pena.

Y si crees que ya ha pasado el tiempo de la escudella, te invito a probar la merluza a la veracruzana.

Deja un comentario