NANA YOTI, LA DULZURA DE GRECIA EN GRACIA

Lo primero que llama la atención de Nana Yoti, además de su acogedora decoración, es su obrador “abierto al público” tras una mampara de cristal. Están orgullosos de la elaboración de sus dulces y quieren mostrarlo. Y no es para menos, su filosofía es precisamente esa, postres caseros hechos con cariño ( y sin conservantes!).

Sus orígenes se sitúan en Grecia, allí Nana Yoti abrió su primera pastelería con un claro objetivo, quería ofrecer recetas de toda la vida, las recetas familiares, preparadas con el mismo mimo y dedicación. Actualmente cuenta con cuatro establecimientos y en todos ellos persiste esa misma filosofía, postres de toda la vida, con las recetas de toda la vida.

 

Años más tarde, a principios de 2013, fueron Eleni Yoti (hija de Nana) y Lorenzo Montanini, decidieron arrancar el proyecto Nana Yoti en Barcelona, en el querían mantener la misma esencia con la que un día su madre empezó.

Utilizando productos de primera calidad y evitando añadir aditivos innecesarios. Únicamente viendo el ambiente que se respira en su obrador, el resultado de su trabajo y su dedicación podemos decir que lo han conseguido.

Mis espías no celiacos me han “chivado” que debería recomendados sus postres individuales y para los menos dulces no os perdáis su spanakopita (tradicional pastel salado de pasta filo, espinacas y feta).

En esta ocasión no hay nada apto para celiacos, ya que al ser un producto artesanal su obrador no dispone de espacio suficiente para trabajar con seguridad, por lo que aunque hay postres cuyos ingredientes no contienen gluten, la contaminación cruzada es prácticamente inevitable. Lo saben y así lo hacen saber a sus clientes. Así que, NO celiacos, no dejéis de ir!


Los celiacos esperaremos a que, con el éxito que tienen en breve necesiten ampliar su obrador y puedan crear un espacio sin gluten ;P

Hasta entonces, seguiré clavando la mirada ante su escaparate y pensando que es una de las pastelerías más bonitas de la ciudad.

Les encontraréis en el 37 de la calle Torrijos, en el corazón del barrio de Gracia.

Nana Yoti cerró sus puertas, en su lugar encontraréis La Bésneta.La primera pastelería vegana de Barcelona y tiene muy buena pinta.

 

6 comments / Add your comment below

  1. Me gusta muchísimo su ambiente acogedor y la filosofía que tienen. Estoy convencida de que triunfarán y podrás probar esos postres espectaculares que se ven en tus fotos. Yo de momento me lo apunto para comprar alguno (no pretendo darte envidia, que quede claro, je,je)
    Un besito;)

    1. Es una de las cosas que más me gustó, no sólo es un lugar acogedor, además tienen una filosofía que no puede fallar, porque cuando las cosas se hacen tan bien tienen que funcionar 🙂
      Lo que me parecería mal es que no lo hicieses! Tu que puedes, disfrutados 🙂
      Un beso!

  2. Ostras que sitio tan genial, no lo conocía, es de esos que gustan sí o sí.

    Tengo pendiente ir a visitar Verde Mandarina, también por recomendación tuya, así que como esta por el mismo barrio, aprovecharé para hacer una paradita para reponer fuerzas.

    Si te quieres apuntar ya sabes 😉

Deja un comentario