Un domingo en el Park Güell

Parque Güell, el parque de casa de los abuelos.

El Parque Güell es para muchos, uno de los principales atractivos turísticos de Barcelona. Pero otros, como yo, tiene un significado aún más especial. Y es que el Parque Güell era el parque al que nos llevaban a correr y jugar cuando íbamos a casa de los abuelos. Y es que apenas a unas calles de allí sigue viviendo mi abuela, hace unos días paseamos por allí.

El parque Güell es para mi un lugar lleno de recuerdos, en el que jugar al escondite entre las columnas de la sala hipóstila, dar vueltas sin parar en la cueva….. subir en todas y cada una de las piedras redondas, haciendo eterno el camino a casa, algo que soportaban estoicamente mis abuelos, padres, tios,…. o quien nos acompañase ese día.El parc Güell son mil recuerdos, pero también el testimonio de la magia de Antoni Gaudi.

Park_Güell_by_mrandmslemon

Empezamos nuestro recorrido paseando por uno de los viaductos del parque. El conocido como el de la lavandera.

En una de las columnas, puede verse, como si de una cariátide griega se tratase la figura de la lavandera, que da nombre al pórtico.

Desde allí paseamos hasta la plaza principal, llamada Plaza de la Naturaleza o Teatro Griego. Las vistas de la ciudad, el detalle de los bancos, a menudo llenos de turistas que se acomodan para descansar.

Park_Güell_by_mrandmslemon

Después disfrutar de las vistas, de los mosaicos y de hacer algunas fotos,… Atravesamos la plaza para bajar por la escalinata lateral a la parte inferior de la plaza. Donde se encuentra la Sala Hipóstila.

Park_Güell_by_mrandmslemon

Después de jugar al escondite entre las 86 columnas nos encaminamos a la escalinata del dragón. Uno de los más fotografiados del parque, una vez allí foto de rigor antes de continuar el paseo.

Park_Güell_by_mrandmslemon

El dragón es mítico. Todos quieren una foto con él, pero… Os habéis fijado en la cabeza de dragón que hay en la fuente que le precede?

Los laterales de la escalinata están cubiertos de mosaicos con diferentes diseños.

El parque Güell es para mi un lugar lleno de recuerdos, en el que jugar al escondite entre las columnas de la sala hipóstila, dar vueltas sin parar en la cueva….

Llegamos a la casa del guarda, la que sería, por defecto, la entrada principal. Las puertas de hierro, el muro que rodea el parque de piedra rústica, con remates de cerámica y el nombre del parque sobre algunas de las entradas.

Park_Güell_by_mrandmslemon

A cada lado un pabellón, el de la izquierda es la Casa del Guarda.

Si os fijáis en ellas, no os recuerdan algo?

Park_Güell_by_mrandmslemon

Cuentan que tal vez Antoni Gaudi se inspiró en el cuento de los hermanos Grimm, ya que se asemejan a dos casitas caramelo, como si de la casa de la bruja de Hansel y Gretel se tratase.

Park_Güell_by_mrandmslemon

Desde este punto, lo mejor es dejarse llevar por los diferentes jardines del parque. Visitar los otros viaductos. Como el del algarrobo, que recibe su nombre por el algarrobo que Gaudi se negó cortar e integró dentro del viaducto.

Park_Güell_by_mrandmslemon

Hay una zona de picnic. Aunque vista la afición de algunas personas a dar de comer a las palomas, (nunca es buena idea!?) yo prefiero buscar alternativas. Como disfrutar de un picnic desde el mirador de los Antiaereos del Carmel.

Había pensado incluir un “como llegar”, donde tomar algo, etc, pero pensé que el post sería demasiado extenso. Tal vez lo haga para un próximo post, os gustaría?

Deja un comentario