Slow Life. Every summer has a story

Slow life.

Every summer has a story.

Alguna vez he escuchado que cada verano tiene una historia. Sin duda la historia de nuestro verano no estará marcada por su peculiar climatología. Este ha sido el verano en el que nos hemos reconciliado con la slow life.

No confundamos slow life con pasar de todo y no hacer nada.
Os hablo del slow life que implica saborear cada momento.
Slow Life. Every summer has a story
Disfrutar de una cena tranquila en el jardín. Acabar la tarde en el café del puerto viendo como se esconde el sol. Jugar con nuestros sobrinos hasta acabar agotados. O descubrir que a tu sobrina de ocho años le gusta tu Kinfolk…
Slow Life. Every summer has a story

Si fuera llueve, nada mejor que coger ese libro para el que nunca tienes tiempo y leerlo con la ventana abierta. Sintiendo la tormenta de verano.

Slow Life. Every summer has a story
Además con San Lorenzo llegó una de las noches de luna llena más bonitas, que gracias a un capricho de MrLemon de hace unos meses pude tenerla aún más cerca de mi.
Y en verano, sea slow, o no…. no pueden faltar siestas y helados, de nuestras heladería favoritas o hechos en casa.
Slow Life. Every summer has a story mrandmslemon.com Bodevici
Este verano, parece que llega a su fin. Pero pienso seguir disfrutando de cada instante. Tal vez no en las terrazas de verano o nadando en el mar, pero si paseando por la arena y disfrutando de cada momento.
El blog volverá a su recuperar el ritmo (por fin!!) la próxima semana. Y si no es antes, porque he hecho algunos cambios que, aunque sencillos, requieren su tiempo.
Slow Life. Every summer has a story mrandmslemon.com Bodevici
Espero que hayáis disfrutado de un verano único, y seguid saboreando cada instante.
Feliz fin de semana

10 comments / Add your comment below

  1. Tu verano ha sido envidiable. Yo también estoy en este punto de disfrutar cada instante con calma y es muy gratificante.
    Me ha parecido increíble la foto de la ciudad al fondo de noche!
    Y ese helado…… ummmmmm
    Besitos enormes

  2. Gracias Silvia! Debería ser obligatorio tomarse tiempo para disfrutar, reflexionar, … como dices es muy gratificante.
    La foto de la ciudad es de un paseo por el tibidabo a última hora de la tarde, si puedes, no dudes en escaparte y el helado es del Bodevici de Gracia (C/Torrijos).
    Un besito!!

  3. Qué bonito, Ruth! y qué importante es poder saborear los momentos!! me encantaría poder saberlo hacer también durante el curso, pero entiendo que con el trajín del día a día es mucho más difícil; de momento nos contentaremos con los días de vacaciones 🙂 1besito fuerte bonita!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.